Xuúmil: un restaurante muito legal, güey

Cocina méxico-portuguesa. Propone una experiencia diferente, original y muy sabrosa. Su carta de vinos es un mano a mano entre blancos y tintos lusos, jereces y oportos… Un lugar donde se dan la mano rancheras, fados y flamenco. Agárrate, así es Xuúmil.

A la espalda del edificio Jerez 74, junto al emblemático parque González Hontoria, encontramos este restaurante, que en su corto espacio de vida ya ha superado varias pruebas difíciles del destino. Abrió sus puertas meses antes de estallar la pandemia, y cuando ya empezaba a coger velocidad de crucero y comenzaba a darse a conocer en Jerez y los alrededores, el coronavirus los frenó en seco.

Tras el parón obligado por el Covid volvió a la carga con esperanzas renovadas y algunos cambios en su equipo, pero manteniendo la esencia de su original filosofía. Con una propuesta que pasa por una combinación de cocina luso-mexicana y una atractiva carta de vinos en la que podemos encontrar delicias de Portugal y del Marco de Jerez.

Si logran conservar esa línea, tienen por delante un futuro prometedor. A prueba de pandemias.

La Ficha

Restaurante Xuúmil

Interesante, rica, sabrosa, diferente…Un exquisito viaje donde mandan las especias, el pulpo, el arroz, las carnes sabrosas, el pescado frito. Muy interesante también la puesta en escena de los platos, maravillosamente presentados en una suerte de colores y sabores muy especial. Llaman la atención el Aguachile (ceviche de pescado con lima, cilantro, jalapeño…), las Lulas algarvías (chipirones aliñados estilos portugués) y las brochetas y pescados que ofrecen a la brasa. Nos decidimos por el Pica Pau (fotos 1 y 4), una deliciosa carne de ternera sofrita en aliño portugués; el Venado al Pedro Ximénez (fotos 9, 10 y 12), una carne extraordinaria con una salsa distinta y muy bien ejecutada, acompañados un salteado de lentejas rojas picantes; y una Brocheta de Lombo con chorizo (fotos 16 y 18), muy rica también con espinacas a la crema y patatas bravas. Por último, no podía faltar el Pastel de Belén, otra de las especialidades de la casa.

Única. Se da la circunstancia de que el propietario del restaurante, posee también en Jerez, una tienda de vinos portugueses. Eso, unido a la labor que hizo en cuanto a los vinos de Jerez el primer sumiller del local, que ya no está con ellos, nos proporciona una experiencia sin comparación, la de ir maridando los platos con vinos portugueses o jereces, dependiendo de la ocasión. Así pues, puedes encontrar desde joyas del Marco como la Manzanilla Pasada Maruja hasta vinos portugueses del Alentejo, blancos y tintos muy interesantes. Y muy recomendable es terminar con un Oporto, que hará que la cena o el almuerzo sean inolvidables.

Atentos, eficientes y agradables.

El local es amplio y tiene buena iluminación. La ventilación, eso sí, es mejorable. Decorado sin excesos.

Está en la calle Paraiso, nº 6 de Jerez de la Frontera

Su página web: www.xuumil.com

Es un lugar distinto, apetecible, y la relación calidad-precio es muy buena

8/10

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *