Awa: la octava maravilla

La carta, el concepto, la decoración, las vistas, la bodega, el servicio y la luz de Chipiona… han convertido a este restaurante a la orilla del faro en un refugio imprescindible que hay que descubrir.

Para alguien, como quien suscribe, que abonó los primeros veranos de su vida con tierras y mares chipioneros, es difícil resultar objetivo al hablar de esta bendita tierra. Así que, sencillamente, he decidido no serlo y traer hoy a este escaparate de Vinomio un verdadero descubrimiento que hemos bautizado como la octava maravilla de Chipiona.

Las siete primeras -no necesariamente en este orden- podrían ser Rocío, el Santuario de Regla, el moscatel, las playas, el carnaval de Chipiona, el faro y la flor cortada. La octava se llama Awa Beach Club y es un restaurante que duerme junto al faro, posado sobre la arena de la playa de Regla. Han bastado dos visitas, la primera de ellas de la mano de un buen anfitrión como es el alcalde de la localidad, Luis Mario Aparcero, para convencernos de que estamos ante uno de los sitios más agradables y apetecibles en los que uno puede dedicarse a aquello del buen yantar.

El éxito de Awa radica en una inteligente combinación de elementos. A saber: una carta que mezcla la tradición local con una magistral propuesta de cocina asiática; un producto de calidad; una bodega equilibrada; una formidable ubicación con vistas de lujo sobre la playa y la propia localidad; un servicio profesional; una buena relación calidad-precio… Y más cosas que podrás descubrir cuando vayas. A nosotros, es evidente, nos ha encantado.

La Ficha

Awa Beach Club

Atractiva carta en la que es posible encontrar desde los platos más tradicionales -croquetas de corvina, arroz negro, chocos fritos, coquinas a la marinera (foto3)- hasta una amplia variedad de propuestas asiáticas entre las que destacan las gyozas y el sushi en diferentes presentaciones, como la selección de crudos, una maravilla de presentación, sabor y texturas (fotos 4,5,8,10 y 11). Entre los platos fríos hay opciones muy originales y sabrosas, como la ensalada de mango (foto 1). También es posible encontrar referencias que mezclan la cocina local con la internacional. El mejor ejemplo de ello son los ‘chocos vietnamitas’, uno de las estrellas de la carta. De los postres, muy recomendable el brownnie con helado de vainilla (foto 13) y la crema de limón (fotos 17 y 18). Aunque hay varios platos que pueden comer los niños, la carta incluye un apartado especial para ellos. Por último, cabe destacar que siempre tienen guisos del día y sugerencias fuera de carta.

Muy completa y equilibrada. Reinan los vinos generosos de Jerez, pero es posible encontrar también una buena selección blancos y tintos de la Tierra de Cádiz, además de Ribera del Duero, Rioja, Albariño, Cava, Champagne…Vinos con un precio medio por botella de entre 18 y 20 euros. Y también disponen de varias marcas de brandy de Jerez.

Profesional. Cuidado. Cercano sin caer en la excesiva confianza.

Las instalaciones son todo luz. Las paredes de cristal consiguen el objetivo de permitir disfrutar de las preciosas vistas del mar y de la costa chipionera. Decoración elegante en la que predominan la madera y el vidrio. Sin estridencias. El conjunto es muy agradable y la iluminación nocturna potencia la calidez del lugar

Dirección: Paseo Costa de la Luz, S/N, 11550 Chipiona, Cádiz

Ubicación: https://www.google.com/maps/place/AWA+Beach+Club/@36.7365253,-6.4422543,15z/data=!4m5!3m4!1s0x0:0xd52e0ed4478eba6a!8m2!3d36.7365253!4d-6.4422543?hl=en

Teléfono de reservas: 680 320012

Fantástico. Hay que ir

10/10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *